Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close
0

QUE SON LOS FERTILIZANTES: TIPOS Y USOS.

QUE SON LOS FERTILIZANTES: TIPOS Y USOS.

Los fertilizantes tienen un papel fundamental en la producción de alimentos, piensos, fibras y energía. El suelo, en función de su capacidad agronómica, tiene una productividad limitada para suministrar las necesidades nutritivas de los cultivos. Esta capacidad puede ser mejorada gracias a los fertilizantes.

A veces la palabra fertilizante puede utilizarse como sinónimo de abono. Un concepto que hace referencia a aquello que ayuda a mejorar la fertilidad del suelo o de los cultivos.

Un fertilizante o abono es un tipo de sustancia inorgánica y orgánica, natural o sintética, que tiene nutrientes que pueden ser asimilados por las plantas y que se añade al suelo para mantener, suplir e incrementar en determinados elementos esenciales del mismo, para el crecimiento de las plantas.

La acción de aportar un abono o fertilizante se denomina fertilización. Los abonos, junto a las enmiendas, forman parte de los productos fertilizantes.

Grados de fertilizantes

1. Fertilizantes simples

Son aquellos que contienen sólo un nutriente primario. Algunos de los fertilizantes simples más utilizados son los siguientes:

Fertilizantes nitrogenados: ofrecen una alta cantidad de nitrógeno a las plantas. En función de su uso y cantidad generan efectos diferentes en las plantas. Algunos son: la urea, el nitrato de amoniaco y el amoniaco.

Fertilizantes fosforados: es considerado como uno de los elementos químicos más esenciales para las plantas, siendo clave en los procesos bioquímicos y fisiológicos. Encontramos el superfosfato simple y el superfosfato triple.

Fertilizantes potásicos: son sustancias que se extraen de residuos animales, vegetales y humanos. Las mismas brindan y suministran a las plantas los nutrientes imprescindibles para su desarrollo, mejorando la fertilidad del suelo. Sería el cloruro potásico.

Fertilizantes Azufrados: estos aportan azufre a las plantas. Un ejemplo de este tipo de fertilizantes es el sulfato de calcio, más conocido como yeso.

2. Fertilizantes multinutrientes o combinados

Estos fertilizantes son los que contienen dos o tres nutrientes primarios. Son más fáciles de manipular, transportar y almacenar, tienen un alto contenido en nutrientes y  con ellos conseguimos una fertilización equilibrada y una distribución uniforme por todo el campo.

Tipos de fertilizantes que existen

El aumento del uso de los fertilizantes ha generado una importante expansión en el mercado mundial reflejando una gran variedad de fuentes de nutrientes y formas de presentación.

Existen varios criterios de clasificación del fertilizante.

- Origen: si son de origen natural u obtenidos sintéticamente en fábricas

- Composición química: En las últimas décadas, se ha dado difusión a algunos fertilizantes orgánicos de composición química poco definida cuyo destino es principalmente su aplicación en cultivos intensivos de altos requerimientos. Entre ellos se encuentran los ácidos húmicos y fúlvicos. Estas sustancias son denominadas de acción lenta, ya que se va descomponiendo despacio dependiendo de las temperaturas, la humedad, el tipo de terreno y otros factores.

- Presentación física: los podemos encontrar en estado sólido (polvo, granulado, macro-granulado, pastillas, bastones), gaseoso y líquido (aplicados directamente o disueltos en agua). Los más aplicados en la agricultura son los líquidos y sólidos. La aplicación de los mismos en un cultivo o suelo estará influenciada según el estado físico en el que se presenten los abonos.

¿Cómo se aplican los fertilizantes?

-A voleo: Esparcimiento al voleo del fertilizante aplicado a la superficie de un campo. Principalmente utilizados en cultivos densos no sembrados en filas o en filas densas y en prados. El fertilizante puede ser esparcido al voleo a mano o con un equipo de distribución de fertilizante intentando lograr uniformidad.

-Localización en bandas o hileras: Localizar el fertilizante sólo en lugares seleccionados o determinados. Cuando la aplicación del fertilizante es localizada el fertilizante es concentrado en partes determinadas del suelo.

-Aplicación en cobertera: El abono en cobertera es esparcir el fertilizante al voleo sobre un cultivo en pie. Este tipo de aplicación de fertilizante es usado principalmente en cultivos de cereales y oleaginosas como en cultivos de forrajes.

La aplicación en cobertera es una práctica normal en suelos en los cuales hay necesidad de nitrógeno, potasio o fósforo adicional.

-Aplicación entre líneas: Una práctica que consiste en aplicar el fertilizante entre líneas, al lado de las plantas espaciadas en hileras.

Los cultivos donde esta práctica es más habitual son el maíz, algodón y caña de azúcar. Los árboles frutales y otros cultivos perennes son también fertilizados de esta forma.

-Aplicación foliar: La aplicación foliar es un método efectivo para dotar de micronutrientes a las plantas. Hay que tener muy en cuenta la dosis y las condiciones adecuadas para su aplicación para evitar el riesgo de quemado de las hojas.

¿Para qué sirven los fertilizantes y cuál es su uso?

El aumento de la población mundial en los últimos años viene exigiendo un reto a la agricultura actual para proporcionar una mayor cantidad y calidad de alimentos.

Asimismo, la necesidad de obtener nuevas fuentes de energía abre un nuevo campo para la agricultura. La aplicación correcta del fertilizante debe contribuir a generar biomasa, como una fuente fundamental para conseguir energía renovable.

Gracias a los fertilizantes se logran alcanzar los siguientes retos:

-Asegurar la productividad y calidad nutricional de los cultivos.

-Evitar la necesidad de incrementar la superficie agrícola mundial.

-Conservar el suelo y evitar su degradación.

-Contribuir a la mayor producción de materia prima para la obtención de energías alternativas.

Consejos

- Es preciso mantener especial cuidado con las concentraciones de nitrógeno, pues podrían terminar quemando el follaje o entorpecer el desarrollo de los cultivos.

- Trata de cubrir el tronco de la planta y además el resto de sus partes, de modo que quede esparcido el fertilizante por toda el área de sombreo.

- Durante la primavera, el aporte de nitrógeno favorecerá los cultivos. De igual manera, el potasio y el fósforo actuarán beneficiosamente sobre los frutos.

- Si te decides por emplear estiércol como fertilizante, recuerda que este debe aplicarse completamente seco, pues de otra manera podrías afectar las raíces de la planta.

Conclusión

Los fertilizantes son un elemento fundamental para el desarrollo de la agricultura enfocados a fomentar la seguridad alimentaria y mantener la productividad y capacidad del suelo.

Si necesitas una mochila para sulfatar, un atomizador, una abonadora o cualquier otra maquinaria para cuidar tus cultivos, entra en MAQUITULS y descubre nuestra amplia gama.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

¡Lo más vendido!