Piscinas de agua salada y cloradores salinos

Lo primero es explicar como funciona una piscina de agua salada, como general el cloro a diferencia de una piscina donde echamos cloro directamente. Las piscinas de agua salada emplean cloradores salinos, es decir, aprovechan la sal para generar cloro.

Los cloradores salinos son dispositivos que se integran en el sistema de filtrado y aprovechan el agua salada para generar cloro gaseoso mediante electrólisis, el cual se disuelve de inmediato en el agua y la desinfecta.

Para aquellas personas preocupadas por la preservación del medio ambiente conviene aclarar que estamos generando hipoclorito, el cual cuando se descomponga se volverá a convertir en sal. Siendo por tanto un ciclo totalmente ecológico y respetuoso con la naturaleza.

También hay que tener claro que el nivel del sal de las piscinas saladas es muy inferior al nivel de sal del agua de mar, concretamente estamos hablando de una décima parte o menos. La sal empleada es cloruro de sodio, es decir, sal común como la que puedes tener en el salero de mesa.

Ventajas de las piscinas de agua salada

Uno de los primeros aspectos que vamos a valorar como ventajas es el ahorro de dinero, tanto en el mantenimiento como en productos químicos. Al mantener unos niveles estables, el consumo de producto químico se reduce, y al automatizar el proceso ahorramos en horas de trabajo o en personal.

Al no tener que manipular el cloro directamente reducimos los riesgos de accidentes, y nos aseguramos que la concentración de cloro en el agua nunca será excesiva. Adiós a las piscinas con agua que huele a cloro, adiós a las irritaciones de piel y ojos, adiós a los cabellos dañados.

Si bien el agua se evapora, la sal no, la única perdida de sal que se produce es cuando entramos y salimos de la piscina, por lo que aunque añadamos más agua el nivel de sal será el mismo, y aunque tengamos que añadir algo de sal, el coste es muy bajo.

Como ya hemos comentado, la cantidad de sal que hay en el agua no es suficiente como para irritar nuestros ojos o nuestra piel, ni tampoco daña el césped del jardín. Hay menos sal que en el agua de mar, y una cantidad similar a la que puede haber en una lágrima.

Beneficios me aporta la cloración salina


- Salud: el agua es más suave con la cloración salina, con lo que la piel no pica ni se produce enrojecimiento de los ojos. Protege también el pelo y, al ser agua salada, el bronceado es más natural. Por cierto, no destiñe los bañadores.

- Ecológicos: esto es obvio, ya que no utiliza ningún producto químico, con lo que respetamos el medio ambiente. Además al ser un proceso cerrado y continuo en el tiempo se conserva el agua en perfectas condiciones durante varios años, con lo que se ahorra en consumo de agua.

Seguridad: al no utilizar un producto de alta toxicidad como el cloro químico eliminamos los problemas de seguridad que nos puede ocasionar su transporte, manipulado y dosificación o almacenaje, máxime si tenemos peques en la casa.

Económicos: una vez hayamos llenado la piscina con el primer aporte de sal simplemente tendremos que ir reponiendo la sal equivalente al agua que se pierde por lavado de filtros.

Mejores sensaciones en el baño: la cloración salina hace que el agua tenga una sensación sedosa y suave.

Inconvenientes de las piscinas de agua salada

Desde el punto de vista de la comodidad del bañista las piscinas de agua salada no tienen inconvenientes, quizás hay quien no disfrute del gusto a salado, pero al ser mucho menos salado que el agua de mar no debería ser un problema.

En cuanto al propietario, ya sea una pequeña piscina privada, una piscina de hotel o la de alguna comunidad de vecinos, es cierto que el sistema de cloración salina requiere de un coste de instalación, pero es más bien una inversión ya que a largo plazo conseguimos un agua de más calidad, y reducimos el gasto de productos químicos.

Cuando se trata de una piscina pequeña podemos ahorrar dinero a largo plazo, y cuando se trata de una piscina grande de un hotel o de un edificio o de un centro deportivo podemos ahorrar mucho dinero que se podrá invertir en otras mejoras.

Funcionamiento de las piscinas de agua salada

El funcionamiento de estas piscinas resulta de un proceso de lo más sencillo. Una vez tengamos acondicionada nuestra piscina con un clorador salino solo deberemos verter la sal en el dispositivo para que éste la convierta automáticamente en hipoclorito sódico, un cloro gaseoso que elimina las impurezas del agua como lo hace el cloro convencional. La buena noticia es que este tipo de cloro vuelve a convertirse en sal una vez se descomponga, de manera que se cierra el ciclo y el funcionamiento de este sistema entra en bucle. 

Cómo se mantiene una piscina de agua salada

En el mantenimiento de este tipo de piscinas se encuentra uno de los mejores argumentos a su favor, y es que podríamos decir que su conservación se hace prácticamente sola. Es cierto que la instalación de una piscina de agua salada puede conllevar una inversión inicial superior a la de una piscina de cloro, pero una vez instalada el ahorro en personal y productos químicos será constante.

Salvo deficiencias en el sistema, la única acción que hay que llevar a cabo es la de verter sal al deposito, mucho más barata que el cloro, para que se convierta en hipoclorito sódico y comience el ciclo que hemos señalado más arriba. Además, solo habrá que añadir sal en muy pocas ocasiones, ya que ésta no desaparece de la piscina salvo que se originen pequeñas fugas. Por lo demás, la piscina de agua salada requerirá los mismos cuidados que una normal, como la utilización de limpiafondos o el mantenimiento de los filtros.

Por tanto esta inversión inicial se amortiza a lo largo de los años al no tener que comprar cloro químico, evitar los llenados de la piscina así como reduciendo el tiempo de mantenimiento de la misma. Pero el ahorro más importante es la mejora cualitativa en la calidad del agua.

¿Te gustaría convertir tu piscina en un espacio de agua salina? Ya sabes que puedes conseguirlo gracias a la electrólisis salina, un principio simple y eficaz que imita el comportamiento del mar y su ecosistema. Además si necesitas cualquier accesorio para tu piscina entra en MAQUITULS y encuentra lo que necesitas.