Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

CUIDADO CON LAS LLUVIAS... COMO CONDUCIR EN ZONAS INUNDADAS.

CUIDADO CON LAS LLUVIAS... COMO CONDUCIR EN ZONAS INUNDADAS.

Estos últimos días hemos visto como muchas zonas de España han quedado afectadas por grandes lluvias que llegan a colapsar calles y carreteras. Además siempre hay ciertas zonas más propensas a sufrir inundaciones. Cuando esto ocurre, lo mejor que podemos hacer es no atravesarla, pero en ocasiones, si las lluvias nos cogen por sorpresa no queda otro remedio. ¿Cómo actuar para que el coche no se nos quede parado?

Lo primero, en la medida de lo posible, es determinar la profundidad del agua para decidir si cruzamos o no. Buscaremos referencias en edificios, postes de luz, de alambrado u cualquier otro accesorio que pueda guiarnos. Debemos tener presente que muchos coches flotan cuando el agua soprepasa cierto nivel. Esto es lo peor que nos puede ocurrir ya que quedaremos a la deriva.

Con 20 centímetros de agua ya pierdes el control del vehículo y se apaga el motor. Con 35 centímetros algunos vehículos empiezan a flotar, y si el agua alcanza los 70 centímetros el coche se ve arrastrado por la corriente. Por ello, Protección Civil pide extremar la precaución en los días de lluvia y mantener la calma en caso de inundación.

Circularemos a baja velocidad independientemente del vehículo que tengamos, aunque sea una furgoneta alta. El ingreso de agua al motor tanto por la admisión como por el escape hará que el mismo se detenga, al igual que si se moja la instalación eléctrica. Por esa razón ingrese siempre lentamente al agua o, de lo contrario, provocará olas y salpicaduras que podrían provocar el efecto antes mencionado.

Siempre acelere. En primera o segunda marcha, siempre mantenga el vehículo acelerado. Y si necesita reducir la velocidad utilice el embrague sin soltar el acelerador, ya que eso mantendrá un buen flujo de gases por el escape y evitará, en cierta medida, el ingreso de agua por esta vía hacia el motor.

Pruebe sus frenos al salir. El agua afecta notablemente la calidad de los frenos, por lo que cuando salga de la zona inundada, pruébelos repetidamente.

Si su vehículo se apaga mantenga la calma. Lo principal será bajarse y, en caso de que sea posible, mover el auto a una zona donde no obstruya la circulación. Una vez ahí, intente conseguir ayuda. Bien sea para remolcarlo o para encenderlo después del aguacero.

¿Qué partes del coche son las que más se estropean?

Imagen relacionada

Si no hemos tenido suerte y nuestro vehículo ha sido arrastrado por la corriente o ha estado aparcado en un garaje subterráneo el cual se ha inundado completamente, los daños ocasionados serán de lo más diverso.

Si el nivel ha llegado hasta la mitad de las ruedas, aproximadamente, no deberíamos preocuparnos. En este caso el coche podrá arrancar, pero es probable que tengamos que sustituir el catalizador.

Otra de las posibilidades es que el agua entre por la toma de aire del motor. Si llega agua a los cilindros puede que llegue a doblarse una biela. Esta avería es menos probable en un motor de gasolina que en un diésel porque normalmente falla antes el sistema de encendido, de forma que el motor se cala. La avería puede costar desde 400 euros -sustituir un sistema de encendido- hasta más de 3.000 -cambiar todo el motor.

Tras una inundación conviene realizar una limpieza completa de los bajos del coche, ya que además del agua, el vehículo se verá afectado por el barro, que, una vez seco, puede ser muy perjudicial para la mecánica si intentamos poner el coche en movimiento.

Este barro es perjudicial para los frenos, rodamientos y transmisión, y puede desequilibrar las ruedas.

Si el agua alcanza una altura superior, este barro puede llegar a cegar el radiador. Si esto sucede, el motor podría sobre calentarse. La solución consiste en limpiar por fuera el radiador.

Si el agua entra en el interior del coche habrá que cambiar tapizados, guarnecidos y mandos de control, así como todos los aislantes y fijaciones que llevan estos elementos, ya que simplemente dejar que se sequen no serviría de nada. El presupuesto puede superar los 3.000 euros.

Si también se taponan los desagües internos de la carrocería el agua oxidará la chapa y las conexiones eléctricas pueden verse afectadas, ya que están preparadas para soportar algo de humedad, pero no para superar una inmersión. Aunque las conexiones no fallen, una vez secas, se podría generar una capa de óxido que a la larga producirá problemas electrónicos.

Si el agua ha superado la mitad de la altura del coche no deberíamos intentar ponerlo en marcha. Los mecánicos podrán intentar salvar el propulsor, para lo que habrá que desmontarlo, secarlo y eliminar el barro. En modelos de más de 10 años, también puede entrar agua en la caja de cambio por los respiraderos que tienen, por lo que habrá que desmontarla y limpiarla. El presupuesto puede superar los 2.000 euros.

Si el coche está cubierto complemente de agua, la situación puede que sea irreversible, ya que el agua y el barro habrán llegado a cada pequeño rincón del mismo. Habría que proceder a desmontarlo completamente, secarlo y limpiar cada una de las piezas, además de sustituir otras. La reparación podría tener un coste superior a la de un vehículo nuevo.

Resultado de imagen de parking inundado

Recuperar un coche inundado...

En la mayoría de los casos la única solución es reclamar los daños al seguro y esperar que nos den alguna indemnización, pero en algunos es posible recuperar el coche. La rapidez de respuesta es la clave para salvar el coche.

Como hemos comentado anteriormente, si el coche está completamente cubierto las probabilidades de poder volver a la vida del vehículo son prácticamente nulas.

Si ha sido arrastrado por la corriente aun es más difícil que pueda volver a funcionar. No sólo tendrá daños en el interior y en las centralitas electrónicas, también tendrá golpes y deformaciones exteriores.

Si el agua ha llegado hasta el umbral de las puertas y ha penetrado en el interior deberemos hacer más cosas.

Lo primero que debemos hacer es evitar la tentación de hacer el intento de encender el motor. Si ha entrado agua en la caja del filtro de aire o en el colector de admisión y tratamos de encenderlo, es fácil que el agua entre en los cilindros y, como los líquidos no se pueden comprimir, partir una biela, es decir, arruinar el motor.

Sí podremos poner el contacto para comprobar si funcionan los elevalunas, luces… y asegurarnos de que la instalación eléctrica está más o menos bien. En el caso de funcionar todos los elementos eléctricos será una excelente señal.

Es necesario desmontar en el motor la caja del filtro de aire para comprobar si ha entrado agua en ella. Si está seca, podremos intentar encender el motor. Si hay agua, habrá que seguir desmontando piezas de la admisión y sacando el agua que haya podido entrar en el intercooler, colector, etc. Una vez que nos hemos asegurado de quitar toda el agua del circuito de admisión, podremos encender el coche.

Lo siguiente es llevar el coche a un lugar seco y bien ventilado para desmontar los asientos y la tapicería y dejar el coche (sin asientos, moqueta ni tapicería) secando. Es conveniente secar con aire caliente todas las unidades de control eléctricas y las conexiones antes de que la humedad empiece a corroerlas.

Es necesario desmontar lo antes posible todas las cavidades en las que haya podido entrar el agua (faros, pilotos traseros, huecos de puerta, maletero, hueco de la rueda de repuesto…).

Si el agua ha dejado mucho lodo y residuos en el interior, lo más seguro es que no compense intentar limpiar los asientos ni la moqueta. Ganaremos tiempo, ahorraremos dinero y el resultado será mejor si directamente buscamos un interior completo en un desguace y lo trasplantamos.

Lo más importante es ser muy rápidos en empezar a actuar. Cuanto menos tiempo esté la humedad trabajando en nuestra contra más probabilidades tendremos de que no queden secuelas.

Esperamos que esto nunca te suceda, pero si es el caso, recuerda que no está todo perdido, sólo hay que saber cómo actuar.

Entra en MAQUITULS y encuentra cualquier herramienta que necesites para el mantenimiento de tu vehículo.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Promociones especiales

¡Lo más vendido!

Etiquetas