Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

EQUIPA TU ALMACEN CON LO MEJOR

EQUIPA TU ALMACEN CON LO MEJOR

Una flejadora es una máquina que coloca flejes para asegurar bultos. Los flejes son tiras de diferentes materiales resistentes: metal, textil, polipropileno y poliéster. Existen diferentes tipos de máquinas flejadoras: manuales, eléctricas, semiautomáticas, automáticas.

  •   Las flejadoras manuales son máquinas muy prácticas y fáciles de manejar. Permiten un flejado rápido y seguro mediante un sistema de rodillo tensor y grapas de unión. Para este tipo de flejadoras existe un accesorio que permite mayor movilidad y comodidad en el desplazamiento de la bobina del fleje: el carro devanador.
  •   Las flejadoras eléctricas utilizan flejes de polipropileno o poliéster. Son de fácil manejo y flejan los bultos sin moverlos de su lugar, cortando automáticamente el fleje sobrante, por lo que resultan más cómodas que las manuales.
  •   Las flejadoras semiautomáticas, normalmente de mesa, son ideales para flejar tanto pequeños bultos como paquetes voluminosos. Lo más común es que permitan regular la fuerza del fleje, por lo que sirven tanto para flejar paquetes frágiles como envíos que requieran gran tensión. Además, la altura de la mesa suele ser regulable.
  •   Las flejadoras automáticas son las más cómodas y completas. Pulsando un botón, permiten un tensado, sellado y corte del fleje de forma automática, es decir, sin la intervención manual. Además, el modo de flejado se puede ajustar a manual, semiautomático y automático, según las necesidades.

Este tipo de máquinas destacan por su facilidad de adaptación a cualquier tipo de bulto y forma, aunque generalmente se utiliza para embalar cajas o palets. Y es que flejar los palets se vuelve un proceso obligatorio para evitar contratiempos en el transporte.

Elegir una flejadora para tu almacén.

Existen varios tipos de flejadoras adaptadas a cada tipo de fleje y del ritmo deseado, por lo que la decisión de la flejadora para tu empresa dependerá de las características que precises.

• La velocidad del fleje, es decir, el ritmo que va a llevar la máquina a la hora de flejar la mercancía, va a depender del nivel de automatización de la flejadora. En el caso del tensor y pinzas para flejar y de la flejadora manual se trata de herramientas que tienen una velocidad de flejado lenta, puesto que el flejado es manual. Por otro lado, la flejadora manual automática y la flejadora semiautomática, aceleran el proceso y realizan entre 2 y 3 flejados por minuto, llegando a conseguir 180 flejados por hora.

• También puedes elegir la mejor flejadora para tu empresa según el nivel de automatización. La herramienta que contiene menor automatización es el tensor y las pinzas para flejar ya que es completamente manual. La siguiente con menor automatización es la flejadora manual, máquina que mejora a la anterior reuniendo en una sola herramienta la tarea de tensar, cerrar y cortar el fleje. La diferencia entre las diferentes flejadoras manuales es solamente la compatibilidad con el tipo y grosor de flejes y el peso de la máquina. No obstante, el trabajo se hace de manera manual y la rapidez del proceso depende del trabajador.

Por supuesto, uno de los puntos importantes a la hora de elegir una flejadora es el presupuesto del que se dispone. Por lo que generalmente, las flejadoras manuales son las más económicas, después encontramos las flejadoras manuales automáticas y por último las semiautomáticas. Es en este punto donde debes valorar el ahorro de dinero o el ahorro en tiempo.

Tipos de flejes y flejados.

Los flejes le facilitan el transporte de sus productos. Decisivo para la elección del fleje idóneo y del tipo de cierre correspondiente es, especialmente, el peso de su mercancía.

Podemos encontrar principalmente el fleje de acero, fleje de polipropileno y de poliéster cada uno con sus ventajas y sus inconvenientes.

Hebillas, grapas y carro portabobinas son los principales accesorios que encontraremos cuando hablamos de flejadoras y flejes. El carro devanador es sin duda un elemento muy útil que puede acompañarnos en las labores de flejado. Tanto las grapas como las hebillas constituyen los elementos principales de unión cuando trabajamos con flejes textiles o de plástico. 

Si quieres más información sobre nuestras flejadoras y cuál es la flejadora perfecta para tu empresa no dudes en ponerte en contacto con nosotros para que nuestros especialistas te respondan a la mayor brevedad posible. En MAQUITULS contamos con una amplia gama de productos que pueden interesar a nuestros clientes mas exigentes.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Promociones especiales

¡Lo más vendido!

Etiquetas