Contactanos por Whatsapp

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

CONTRUYE TU MISMO UN MURO DE LADRILLO

CONTRUYE TU MISMO UN MURO DE LADRILLO

Si estás pensando en hacer un muro en tu casa o patio para hacerte una cochera, un trastero o cualquier otra habitación, el ladrillo es uno de los materiales más usados en la construcción e indispensable para el mundo de la albañilería.

Los orígenes del ladrillo se remontan a hace más de 10 mil años. Desde entonces, evolucionó adaptándose a las necesidades de cada época, hasta llegar a nuestros días.

El ladrillo es una pieza de cerámica o arcilla, generalmente rectangular, cocida a más de 1000°C. Es esa exposición a altas temperaturas durante su fabricación, la que le proporciona resistencia y facultades aislantes, tanto térmicas como acústicas.

Actualmente, existen distintos tipos de ladrillos, algunos para construir y otros con función meramente ornamental.

TIPOS DE LADRILLOS

LADRILLO COCIDO DE ARCILLA

Es el más común de todos. Su uso está muy diversificado en el ramo de la construcción. Se elabora de forma totalmente artesanal y carece de agujeros. 

LADRILLO DE TIERRA PERFORADO

Si lo que deseas es hacer aún más resistente tu muro, este ladrillo es el indicado. Los agujeros en su superficie permiten el ingreso del mortero o concreto fortaleciendo la construcción. 

LADRILLO PERFORADO AL CANTO O HUECO

Estos ladrillos tienen perforaciones horizontales. Sus huecos brindan ligereza, por lo que reducen la carga. Los hay de formato tradicional o gran formato, según las necesidades del constructor.

ADOBE

Este material, es usado en construcciones de tipo rústico o de un nivel. A diferencia del ladrillo cocido de arcilla, éste se seca completamente al sol, por lo que sus cualidades térmicas son mayores. Sin embargo, por su poca resistencia, no es recomendable para construcción de viviendas.

Como ventaja, podemos resaltar su bajo costo.

COMO REALIZAR UN MURO EN CASA

Lo primero que tenemos que hacer es preparar los materiales necesarios.

Ladrillos, cemento, arena y agua para hacer la mezcla. Además una paleta, un cortador de diamante, una llana y un llana dentada y una plomada para asegurarnos que nuestra pared quede recta.

Para levantar una pared nueva en casa la exactitud, la habilidad y la constancia son imprescindibles. 

Lo primero hay que preparar la superficie donde vamos a levantar nuestro tabique junto con todo lo necesario.

Hacemos la mezcla, humedecemos la superficie y los ladrillos, extendemos una capa de mezcla de aproximadamente 1,5 centímetros de espesor y empezamos a colocar ladrillos uno al lado del otro aplicando mezcla entre las partes laterales. Siempre manteniendo los 1,5 cm de espesor.

EXCAVACIÓN DE SURCO

Para hacer los cimientos de la pared, debes cavar una zanja de aproximadamente 40 centímetros de profundidad, pero esto dependerá de los ladrillos que decidas utilizar y de la altura proyectada de la pared. Previamente, deberás haber definido la longitud de la pared que quieres levantar para que coincida con la longitud del surco.

CLAVADO DE VIGAS DE MADERA

A lo largo de la zanja, dispondrás de vigas o estacas de madera separadas entre sí por medio metro a un metro. Debes cuidar que los extremos superiores de todas las estacas estén al mismo nivel. Para esto, debes utilizar un nivelador. Entre el fondo de la zanja y la superficie deberá entrar la primera fila de ladrillos.

Resultado de imagen de llana y cemento

BASE DE CEMENTO

Vierte cemento en la zanja hasta el nivel de la superficie. Las estacas seguirán sobresaliendo del cemento. Dale tres días como máximo para que el cemento fragüe completamente y se solidifique al cien por ciento.

LAS HILADAS

Son las dos tablas de madera que irán clavadas verticalmente en cada extremo de la pared. Sirven para guiarte a qué altura irá cada fila de ladrillo y cada división con el mortero (cemento que se coloca entre filas).

Colocar una nueva hilera de ladrillos, es decir una vez hemos colocado la primera hilera, extendemos una nueva capa de mezcla y colocamos una nueva hilera pero con un detalle, los bordes de los ladrillos deben quedar en el centro de los ladrillos, ya colocados para que la pared tenga consistencia. Para que este tipo de estructura sea posible tendrá que cortar algún ladrillo.

COLOCACIÓN DE FILAS DE LADRILLOS

La primera fila de ladrillo estará bajo el nivel de la superficie. Coloca primero el mortero y sobre él la fila de ladrillos dejando pequeños espacios entre ellos que también debes rellenar. Coloca una línea guía con un hilo desde cada una de las hiladas, esto te ayudará a mantener el nivel.

Es muy importante que verifiques el nivel desde el primer ladrillo. Cada vez que termines una fila, eleva la línea guía al siguiente nivel. Recuerda siempre retirar el excedente de mortero en cada ladrillo, para que nada se desperdicie.

Resultado de imagen de hacer pared de ladrillos

TARRAJEO

Consiste en recubrir la pared de ladrillo con cemento. Una vez colocados todos los ladrillos, utiliza una paleta de metal y esparce el cemento sobre la pared, siempre nivelándola para que el acabado sea uniforme. Deja secar otros dos días.

PINTURA

Si además quieres pintar la pared, puedes empezar con una base de pintura imprimante. Luego usa la pintura para el acabado final a tu gusto.

Este es el proceso a grandes rasgos para construir una pared de ladrillos. 

Esperamos haberte dado algunas claves para poder empezar con tu pequeña obra. Encuentra las herramientas necesarias en Maquituls

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Promociones especiales

¡Lo más vendido!

Etiquetas