Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

HAY QUE IRSE PREPARANDO PARA EL FRÍO INVIERNO

HAY QUE IRSE PREPARANDO PARA EL FRÍO INVIERNO

Aunque las temperaturas todavía son muy buenas a principios de otoño como estamos, hay que irse preparando ya que el frío no tardará en venir, con lo cuál hay que ir preparando la estufa o chimenea de leña.

 

Lo primero de todo, saber qué echar a la estufa o chimenea y estas cosas NUNCA se deben quemar en estufa o chimenea:

  • Madera que haya sido tratada o pintada                         
  • Tableros de contrachapado
  • Madera contrachapada
  • Plásticos
  • Telas o trapos de cualquier material sintético
  • Papel de aluminio o cualquier tipo de papel metalizado
  • Basura doméstica, por muy divertido que pueda parecer hacer pruebas                        de ver los colores de la llamas al quemar distintos materiales.
  • Revistas o impresos en papel cuché.

Ya que todos de estos elementos nombrados anteriormente liberan sustancias químicas tóxicas en el aire que pueden ser  perjudiciales para su salud y, además, pueden llegar a deteriorar la estufa o chimenea.

 

Trocear la leña que se va a quemar en la estufa o chimenea                                          

La madera se seca desde fuera hacia dentro, por lo que no es conveniente hacer grandes trozos de madera ya que se secan muy lentamente. Algo que hemos de tener en cuenta es que, cuanta más superficie se exponga al aire, más rápido se secará la madera. Por otro lado, para favorecer el secado, también es conveniente apilar la madera para que permita circular el aire.

                                                       

También existen herramientas para poder trocear la leña sin esfuerzo ninguno, como puede ser una astilladora, como la que podemos observar en la imagen, una Astilladora Vertcial y el tronco saldrá perfecto.

 

Solo quemar leña que esté bien seca

El tiempo que tarda una madera desde que se corta hasta que puede ser utilizada como leña, depende del tipo de madera, de su grosor y también del clima. Normalmente se tiene como un año el tiempo para este proceso, lo que nos llevará a que aparezcan grietas en los extremos de la madera, lo que indica que el secado es el adecuado y está lista para su uso.

Un método para comprobar si la madera ya está seca es golpear dos trozos y escuchar el sonido que producen, cuanto más seca esté la madera, más sonoro será el sonido que producen.

Los problemas de la leña verde están en que no solo proporciona menor energía cuando se quema, además crea más humo.

 

Almacenamiento en el exterior

Una vez que se ha cortado y se ha dividido la leña, se ha de almacenar en el exterior para que se seque, para ello se ha de cubrir por la parte de arriba, dejando los laterales descubiertos para facilitar la circulación del aire. Se ha de procurar que la primera línea quede separada del suelo unos 15 cm más o menos. En caso de que nevara es necesario cubrir la leña con una lona, para así protegerla.

 

Almacenar sólo una pequeña cantidad dentro de casa

Mantener una gran cantidad de leña dentro de la casa para que se seque es bastante perjudicial, ya que puede liberar el exceso de humedad dentro de la habitación dondé esté guardado la leña. Cuando se recoja la leña para llevarla al interior de la casa, es necesario golpear los trozos contra alguna superficie dura que no ocasione daños a ésta, para que de esta manera salgan los insectos que se puedan haber escondido en las grietas de la madera, y así ya no entran en la casa.

 

 

Dividir la leña en trozos de entre 10 y 15 cm de diámetro

La leña arde mejor y más limpio cuanta mayor parte se expone a las llamas. Es conveniente usar pequeños trozos de leña para encender el fuego y sólo usar los más grandes cuando ya se tiene un buen fuego ardiendo.

 

 

 

 

Comprobar que el fuego cuenta con suficiente aporte de aire

El aporte correcto de aire asegura un fuego caliente y limpio. Hay que comprobar que la canalización de entrada de aire no está obstruida por suciedad o quizás alguna tela de araña.
Una estufa o chimenea que arde correctamente produce más calor, menos humos y es más eficiente.

 

No hay que poner mucha leña a quemar al mismo tiempo

Esto produce una reducción del aporte de aire necesario para la correcta combustión. Es necesario alimentar el fuego con mayor frecuencia, que con mayor cantidad, esto conseguirá que se ahorre en combustible, hará que la estufa o chimenea se mantenga limpia por más tiempo.

 

ESTOS HAN SIDO ALGUNOS DE LOS CONSEJOS QUE MAQUITULS DA PARA QUE USTED PUEDA PREPARAR ADECUADAMENTE SU CHIMENEA O ESTUFA DE LEÑA PARA EL FRÍO, QUE AUNQUE AHORA MISMO HACE MUY BUENA EMPERATURA Y ESTAMOS TODAVIA APROVECHÁNDOLA AL MÁXIMO LLEGARÁ PRONTO EL FRÍO Y HAY QUE SER PRECAVIDOS, COMO DICE EL REFRANERO ESPAÑOL: "MAS VALE PREVENIR QUE CURAR".

NO DUDE EN CONSULTARNOS CUALQUIER DUDA ACERCA DE ALGÚN PRODUCTO RELACIONADO SOBRE ESTE TEMA

Etiquetas ESTUFA LEÑA CHIMENEA

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Promociones especiales

¡Lo más vendido!

Etiquetas