Contactanos por Whatsapp

Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close

Toldos para disfrutar de patios y jardines en verano y estar protegido.

Toldos para disfrutar de patios y jardines en verano y estar protegido.

Sólo faltan unos días para la entrada del verano y el calor comienza a notarse cada vez más. En estos meses son típicas las barbacoas en los jardines, los baños en la piscina o simplemente tomar algo en nuestra terraza pero, puede que te resistas a salir en las horas de sol. Para ello, tenemos una solución, instalar un buen toldo que nos proteja de los rayos solares, del calor veraniego y del viento.

La principal ventaja de un toldo es que evitarás realizar un cerramiento total de la terraza o patio de tu vivienda. Existen numerosos tipos de toldos para patios, pero cada vivienda tiene unas necesidades diferentes y, por tanto, personalizadas, que hacen que cada hogar necesite un sistema de protección acorde a ellas.

Lo primero que tendremos en cuenta será el tipo de material que usaremos para nuestro toldo.

TIPOS DE MATERIAL PARA TOLDOS

Hoy en día encontramos en el mercado un gran número de telas para toldosCada una de ellas tiene unas características especiales y propiedades especiales, por lo que son más recomendables según el objetivo que busquemos. La impermeabilidad de los tejidos, la resistencia al paso del tiempo; la protección del calor o la lluvia, o la luminosidad que proporcionan; son todas ellas características de vital importancia a la hora de escoger una lona determinada para nuestro toldo.

El material a escoger también dependerá de si sólo queremos el toldo para el verano o también para invierno. En función de esto encontramos los siguientes materiales:

  • Lonas acrílicas
  • PVC
  • Microperforadas

 

Lonas acrílicas para toldos

Las lonas acrílicas en los toldos son los tejidos más habituales que nos encontramos y los que cubren las necesidades básicas cuando queremos colocar un toldo en una casa o en un negocio. El tejido acrílico está compuesto por una fibra acrílica tintada a la masa que se entrelaza para fabricar una tela resistente al paso del tiempo con colores vivos.

Dentro de los tipos de lonas para toldos, un tejido acrílico permite tener zonas de sombra disminuyendo significativamente los efectos del sol y del calor. Este tipo de tejidos también permiten preservar zonas de los efectos de la lluvia y del viento, siempre que las condiciones meteorológicas no sean extremas y la lona esté en buen estado.

Habitualmente las lonas acrílicas se fabrican con tratamientos antihumedad y antimanchas para que la calidad de los tejidos esté garantizada por muchos años. Con unos sencillos consejos de limpieza, es muy fácil tenerla en perfecto estado.

Si está buscando una lona básica y que le permita disfrutar del toldo, el tejido acrílico puede ser una buena opción en casi todos los casos.

 

Tejidos de toldos impermeables en PVC

El tejido de PVC se emplea en toldos para la lluvia, cuya principal función es preservar los lugares del agua. Son telas impermeables muy recomendables para ambientes húmedos y de mucha lluvia, ya que son más resistentes que la tela acrílica.

Se confecciona habitualmente soldado en vez de cosido, lo que le confiere una resistencia mayor y una impermeabilidad, también mayor, ya que por los cosidos puede colarse el agua. Además, son más resistentes al desgarro y a la rotura por el poliéster del que están hechos

Sin embargo, las lonas para toldos impermeables de PVC en los toldos, no es la mejor opción si lo que queremos un toldo para el sol, ya que el tejido se calienta y produce más calor. Además son tejidos por los que no pasa la luz y producen más oscuridad debajo de ellos.

Lonas Miroperforadas

Las lonas microperforadas han surgido en los últimos años y responden a las nuevas necesidades del sector: eficiencia energética, regulación lumínica, confort en el interior, etc. Los tejidos microperforados para toldos regulan la luz del sol y ofrecen un alto nivel de aislamiento térmico, que favorece el ahorro energético. Además, permiten preservar la intimidad manteniendo la visibilidad externa, aún protegiendo de la luz.

Este tipo de lonas están fabricadas a partir de fibras de poliéster o de fibra de vidrio de alta tenacidad, recubiertas de PVC. Estos componentes le dan una alta resistencia a los rayos UVA y al desgarro, y una durabilidad muy alta. Además, el recubrimiento de PVC facilita su limpieza. Los tejidos técnicos microperforados son tejidos que no se pudren aunque estén enrollados y humedecidos, lo que aumenta la duración de la lona con respecto a la lona acrílica.

Este tipo de tejidos tienen una gran capacidad de transpiración, por lo que reducen el calor. Esta capacidad viene dada por los poros de los que está compuesta la tela. De esta forma, la sensación térmica que tenemos debajo de estas lonas para toldos es mucho más cómoda.

Una vez que hemos elegido el material en función de nuestras necesidades, podemos decidir que tipo de toldo se acopla mejor a nuestra vivienda.

TIPOS DE TOLDOS PARA PATIOS

PÉRGOLA

Es un sitema muy versátil, ya que se puede adaptar a cualquier superficie a sombrear.

Dependiendo del tipo de anclaje que se quiera realizar, puedes escoger entre: portería o doble portería y la pérgola entre paredes.

Además, es un tipo de toldo para patio ideal tanto para verano como para invierno, ya que en la estación más soleada permite que corra la brisa y en la más lluviosa, se pueden añadir telones para estar a salvo de las inclemencias del tiempo.

Las pérgolas son un fantástico recurso para el jardín, tanto por su utilidad para crear espacios acogedores como por su capacidad estética y decorativa.

Las estructuras más comunes en estos elementos están hechas con madera laminada de abeto o pino, aunque también encontramos modelos que están realizados con una estructura de aluminio o acero. Pero antes de montar una pérgola, es conveniente informarse sobre más detalles aparte de los materiales y tipos que hay.

Es imprescindible conocer algunas nociones básicas sobre la instalación de postes de madera en el caso de que ese sea el material que has elegido, cómo cimentar la pérgola o cómo taladrar sobre el metal. Añadir el toldo te permitirá tener una sombra de lo más agradable.

TOLDO DE VERANDA

Puede describirse como una galería abierta con columnas, techada y construida alrededor de una estructura central.

La particularidad de nuestros toldos veranda es, que estos son móviles, es decir, puede abrirse y cerrarse gracias a un motor, a través de un mando a distancia.

Además, también están pensados para ser colocados debajo de un techo de cristal o policarbonato, pudiendo cerrarlo para bloquear los rayos solares, o abrirlo para disfrutar de ellos.

TOLDOS NÁUTICOS CON COFRE

Son toldos ideales para patios, ya que tienen caída vertical para protegernos, tanto del sol como de la lluvia y el viento. Además, pueden llevar ventanas de plástico transparentes para disfrutar de las vistas que nos ofrece nuestro hogar.

Gracias a ellos, podemos obtener diversos tipos de ambiente: El de invierno, ideal para cerrar un espacio, ya sea para instalar un pequeño comedor o una pequeña sala de estar. Y el de verano permitiendo la entrada de luz con lo que el espacio cerrado se convierte en un agradable entorno. Ideal para establecer un espacio de intimidad.

TOLDOS TIPO VELA

Si juntáis dos o más toldos tipo vela que se complemente entre sí, conseguiréis crear formas artísticas y originales. Además de crear un mayor espacio de sombra, por supuesto. Aunque para crear un toldo doble como este debes tener en cuenta que necesitas varios puntos de anclaje a tu disposición para que quede tirante y no se vuele con facilidad.

TOLDOS DE DOBLE CAIDA

Hay balcones donde el sol incide de forma distinta dependiendo de la orientación y la hora del día. Por eso es conveniente utilizar toldos que en un momento del recorrido tengan una inclinación distinta para garantizar la sombra durante las horas centrales del día. Además, proporcionan privacidad e intimidad.

Si tienes un balcón pequeño o una ventana en la que quieres poner un toldo, puedes optar por un modelo de toldo de capota fijo o móvil. 

TOLDOS CON BRAZOS ARTICULADOS

Son toldos enrollables y de brazos extensibles, que se suelen emplear para cubrir grandes espacios aunque también tienen cabida en zonas medias e incluso pequeñas.

Este tipo de toldos nos permiten llegar a una inclinación de 90 grados, además de ser fáciles de recoger y plegar. Y es que a la vez que el toldo se va recogiendo se pliegan los brazos articulados y se enrolla la tela. De este modo el toldo queda recogido y ahorra espacio en la fachada cuando no lo necesitamos. Además son toldos bastante resistentes y duraderos, por lo que es una inversión a largo plazo. 

ELEGIR EL COLOR ADECUADO 

Sólo nos falta elegir el color que mejor vaya con nuestro patio, teniendo en cuenta los colores que predominan en nuestro jardín.

Deben mantener cierto equilibrio estético, pero si además es un toldo que está dentro de una comunidad de vecinos, deberás preguntar a la misma o al presidente, ya que es probable que tengas que guardar cierta solidaridad estética y respetar unos cánones. 

Además, el color tiene muchísimo que ver con el resultado del toldo, ya que la tonalidad influye en la calidad de la sombra que nos ofrece: cuanto más oscuro más nos protege de los rayos de sol, pero también menos luz deja pasar.

Si necesitas una pérgola o cualquier tipo de herramienta para montar tu toldo, entra en MAQUITULS.ES y descubre nuestra amplia gama.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

Promociones especiales

¡Lo más vendido!

Etiquetas