Nuestra tienda usa cookies para mejorar la experiencia de usuario y le recomendamos aceptar su uso para aprovechar plenamente la navegación.

close
0

COMO ACTUAR Y PREVENIR EL CONTAGIO DEL CORONAVIRUS O COVID-19

COMO ACTUAR Y PREVENIR EL CONTAGIO DEL CORONAVIRUS O COVID-19

El nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) está presente en las gotas que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma.

Por el tamaño que tienen, estas gotas no pueden llegar a través del aire a una distancia superior a 1,5-2 metros. A partir de ese momento las gotas caen y se depositan contaminando el mobiliario y otras superficies.

Por este motivo, el contagio puede producirse si estamos a una distancia menor de 1,5-2 metros de una persona enferma o si tocamos superficies "contaminadas" y después nos llevamos las manos a la boca, la nariz o los ojos.

¿Qué puedo hacer yo?

  1. Lávate las manos con frecuencia.
  2. Evita tocarte la nariz, los ojos y la boca con las manos.
  3. Si tienes síntomas respiratorios evita el contacto cercano con otras personas y al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado.

¿Y cuándo hay que lavarse las manos?

  1. Antes de tocarse la boca, la nariz o los ojos.
  2. Antes de tocar alimentos que vayamos a ingerir.
  3. Después del contacto estrecho con personas con síntomas respiratorios.
  4. Después del contacto con superficies potencialmente contaminadas.
  5. Después del contacto con superficies de uso frecuente (por ejemplo, puertas, barandillas y pasamanos).
  6. Tras situaciones con elevada concentración de personas (por ejemplo, transporte público, conciertos y otro tipo eventos con gran afluencia de público, ámbito escolar, etc.).
  7. Cuando se tienen síntomas respiratorios, justo después de utilizar el pañuelo o de cualquier otra situación donde las manos hayan podido entrar en contacto con las secreciones respiratorias (toser, estornudar…).

¿Cómo se lavan correctamente las manos?

Las manos deben lavarse con agua y jabón (si no se dispone de agua y jabón, es posible su reemplazo eventual con soluciones hidroalcohólicas).

Para que el lavado sea realmente efectivo, siempre se debe utilizar jabón junto con el agua. Si se usan adecuadamente, todos los jabones son igualmente efectivos para remover los microorganismos que producen las enfermedades.

El lavado de las manos debe realizarse empleando el tiempo suficiente (40-60 segundos) y utilizando la técnica adecuada (como los profesionales sanitarios):

  1. Mójate las manos con agua y aplica suficiente jabón.
  2. Junta las palmas y frótalas entre sí.
  3. Ahora, también con los dedos entrelazados.
  4. Después, cada palma contra el dorso de la otra, entrelazando los dedos.
  5. Frota el dorso de los dedos de cada mano contra la palma de la otra.
  6. Coge cada pulgar con la otra mano y haz movimientos de rotación.
  7. Pon la punta de los dedos de cada mano en la palma de la otra y haz movimientos de rotación.
  8. Frota las muñecas.
  9. Aclara tus manos y sécalas con una toalla. Si estás en un lavabo público, usa una toalla de papel de un solo uso, utilizándola también para cerrar el grifo y accionar el picaporte de la puerta, desechándola después.

¿Y las mascarillas?

  • La población general sana no necesita utilizar mascarillas.
  • Su uso, incluso, puede ser contraproducente, al generar una falsa sensación de protección; podría incrementar el riesgo de contagio, por el reiterado contacto de las manos con la boca, la nariz o los ojos.

El temor al nuevo coronavirus, Covid-19, está provocando un desabastecimiento de este producto sanitario en muchas farmacias españolas y europeas. Y es que, tan solo en nuestro país, la demanda de mascarillas ha aumentado a niveles insospechables. Incluso, existen listas de espera en los establecimientos para adquirirlas en cuanto estén disponibles.

Las mascarillas que se venden son de todo tipo, no obstante, no todas son recomendadas para evitar el contagio. El ministerio de Sanidad recomienda que, en caso de querer usar mascarilla, se utilice el modelo FFP2 (N-95), un producto que también ha recomendado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿Como usar la mascarilla correctamente?

Además del uso racional y recomendado, la OMS ofrece una serie de consejos sobre cómo usar este producto sanitario.

  1. Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  2. Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  3. Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  4. Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso. 
  5. Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Tipos de mascarillas para afrontar la pandemia:

Nos protege de las gotas de saliva de otra persona y evita que nos llevemos las manos a la boca. Pero ni todas valen ni todas son igual de efectivas en estas tareas.

MASCARILLA QUIRÚRGICA: Cubren la boca y la nariz, y están fabricadas con sustancias de polipropileno, un polímero parecido a la celulosa vegetal, o de celulosa.

No deja de ser una mascarilla de papel de diferentes capas, normalmente tres. A veces cuentan con una capa de material plástico para minimizar la salida de gotas, o pueden tener filtros; y las hay planas o redondeadas y algo más rígidas. No están hechas para proteger de aerosoles, pero sí pueden constituir una barrera para esas gotas de saliva que suelen desprenderse con la tos, al hablar o en un estornudo.

MASCARILLA FILTRANTE: Se conocen como FFP (filtering face piece) y contienen un filtro de micropartículas que impide la circulación del virus de fuera hacia dentro. Su finalidad es proteger a quien la lleva puesta. Existen tres tipos, según la eficacia de su filtro:

  1. las FFP1, que filtran el 78% del aire
  2. lasFFP2, el 92%
  3. FFP3, las más eficaces, el 98%. Algunas tienen una válvula de exhalación para reducir la humedad en el interior de la mascarilla.

¿Cómo hay que ponerse una mascarilla?

De utilizarlas, hay que ajustarlas muy bien a la nariz, de forma que tapen la nariz y la boca. Y si son de atar, hay que fijarlas a la nuca lo más fuerte posible para que se ajusten bien. La mayoría de las que vemos se colocan con dos gomas detrás de las orejas y dejan muchos espacios; aunque cumplen el objetivo de proteger de dentro a fuera.

Ante una situación tan compleja como la que vivimos, y mientras continúe el déficit, dejemos las mascarillas al personal que está en mayor peligro, sobre todo el personal sanitario. 

La importancia de desinfectar con lejía:

La limpieza de los enseres domésticos y superficies con agentes biocidas los inactiva de forma eficaz y rápida, por tanto, es conveniente establecer pautas de limpieza y desinfección de domicilios.

La lejía doméstica es muy efectiva para la desinfección de superficies donde pueda haber virus:

- Superficies que se tocan con frecuencia: mesas y sillas, escritorios, mesitas de noche, muebles del dormitorio, mesas de trabajo, etc.

- Pomos de las puertas.

- Superficies del baño y el inodoro.

- Grifos.

Para que la lejía sea eficaz hay que limpiar previamente las superficies con bayetas húmedas, para recoger el polvo.

Después limpiar esas mismas superficies con otra bayeta humedecida en una disolución de lejía al 1:50.

Los objetos personales se pueden desinfectar con alcohol de 70º:

- Gafas.

- Teléfonos fijos.

- Móviles (evitar compartirlos).

- Teclados de ordenador y ratón.

- Mandos a distancia.

- Llaves.

Desde la SED nos recuerdan que ante la emergencia de salud pública, una de las medidas adoptadas por el Gobierno es el confinamiento domiciliario como medida esencial para proteger la salud de la población. Esta decisión, que puede condicionar la reducción de la actividad física recomendada como parte del tratamiento en las personas con diabetes, ha generado inquietud en muchos pacientes y algunos han solicitado a su médico dicho informe.

Las recomendaciones de la Sociedad Española de Diabetes siguen siendo las mismas que efectuó desde el inicio de la epidemia, y es que en este momento lo prioritario es el quédate en casa.  Igual que para el resto de la población, es fundamental para las personas con diabetes el permanecer en sus domicilios, y esto debe prevalecer sobre otras recomendaciones.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código

¡Lo más vendido!